CAPÍTULO III Requisitos mínimos\Artículo 11. Requisitos mínimos de seguridad.

Artículo 11. Requisitos mínimos de seguridad.

1. Todos los órganos superiores de las Administraciones públicas deberán disponer formalmente de su política de seguridad que articule la gestión continuada de la seguridad, que será aprobada por el titular del órgano superior correspondiente. Esta política de seguridad, se establecerá de acuerdo con los principios básicos indicados y se desarrollará aplicando los siguientes requisitos mínimos:

a)      Organización e implantación del proceso de seguridad.

b)      Análisis y gestión de los riesgos.

c)      Gestión de personal.

d)      Profesionalidad.

e)      Autorización y control de los accesos.

f)       Protección de las instalaciones.

g)      Adquisición de productos.

h)      Seguridad por defecto.

i)       Integridad y actualización del sistema.

j)       Protección de la información almacenada y en tránsito.

k)      Prevención ante otros sistemas de información interconectados.

l)       Registro de actividad.

m)   Incidentes de seguridad.

n)      Continuidad de la actividad.

o)      Mejora continua del proceso de seguridad.

 

2. A los efectos indicados en el apartado anterior, se considerarán órganos superiores, los responsables directos de la ejecución de la acción del gobierno, central, autonómico o local, en un sector de actividad específico, de acuerdo con lo establecido en la Ley 6/1997, de 14 de abril, de organización y funcionamiento de la Administración General del Estado y Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno; los estatutos de autonomía correspondientes y normas de desarrollo; y la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del Régimen Local, respectivamente.

 

Los municipios podrán disponer de una política de seguridad común elaborada por la Diputación, Cabildo, Consejo Insular u órgano unipersonal correspondiente de aquellas otras corporaciones de carácter representativo a las que corresponda el gobierno y la administración autónoma de la provincia o, en su caso, a la entidad comarcal correspondiente a la que pertenezcan.

 

3. Todos estos requisitos mínimos se exigirán en proporción a los riesgos identificados en cada sistema, pudiendo algunos no requerirse en sistemas sin riesgos significativos, y se cumplirán de acuerdo con lo establecido en el Artículo 27.

 

principio